Escríto por: Oscar Ardón

Que bonito se siente cuando llega la Navidad, donde no solamente los niños disfrutan de esta fecha, personas de todas las edades esperan ansiosamente este acontecimiento para celebrar.

En casi todo el mundo la Navidad se celebra de diferentes maneras; con fuegos artificiales, el árbol navideño, las posadas, el nacimiento, fiestas, etc. y en Honduras no podía faltar esta celebración, que se comienza a ver desde antes de entrar al mes de diciembre, una celebración que se puede disfrutar con cada uno de los sentidos.

Ya que se puede ver como las ciudades se iluminan con las decoraciones de luces parpadeantes de todos colores en parques, avenidas, calles y casas; los restaurantes comienzan a incluir en sus menús los tradicionales platillos de la temporada y el olor a nacatamal te puede sorprender en cualquier esquina de nuestras ciudades.

¿Cómo celebrar la navidad en Honduras?

La música tradicional y los villancicos pueden escucharse en cada lugar que se visite y la gente empieza a llenarse de ese espíritu que genera una sensación inexplicable de bienestar y nostalgia.

Tradicionalmente el hondureño disfruta haciendo actividades en esta temporada con sus familias y amigos, desde ir al cine, a los centros comerciales, visitar a los familiares para darles el abrazo, fiestas entre compañeros de trabajo y otras actividades que suman momentos inolvidables.

Cases de luces una navidad catracha

En Tegucigalpa, siendo una actividad relativamente nueva, se suma a las tradicionales actividades, la ahora popular Villa Navideña, un lugar en el Bulevar Juan Pablo Segundo, que es reconocido a lo lejos, por la cantidad de luces que decoran todas las estructuras alegóricas a la fecha, el diseño de este lugar hace que al entrar en él, logre transportarte a un paraíso de cuento, a un paraíso que antes solo veías en películas navideñas.

Sazón Sula, ángeles de chocolate en la villa navideña en Bulevar Juan Pablo II

Villa navideña en Boulevard Juan Pablo II

Familias enteras visitan este lugar y podemos ver como cada esquina es el escenario perfecto para ese retrato que formará parte de los momentos familiares.

Este es el lugar para vivir al máximo las fiestas navideñas, donde podrás tomarte fotografías, disfrutar exquisitos platillos preparados en el momento y sobre todo guardar el recuerdo de una linda Navidad en Tegucigalpa.

Otra actividad para salir de la rutina en esta temporada es visitar los pueblos aledaños a Tegucigalpa, como Ojojona, donde también se respira este ambiente de fiesta y celebración.

Puedes aprovechar en esta visita a este pintoresco pueblo, y comprar artesanía para agregarle a la decoración navideña de tu hogar ese toque tradicional hondureño.

En el lugar que te encuentres pasa una feliz Navidad, disfruta cada detalle de esta fecha y guarda todo lo bueno que te deja.

Nacimiento José y Maria regresan al pesebre en villa navideña
Comida en la villa navideña, la navidad llegó a Honduras
Luces nocturnas, la fiesta esta en Tegucigalpa, Villa Navideña Juan Pablo segundo

Post relacionados