Escríto por: Hermann Ruiz Kattan

Santa Rosa de Copán es la cuna de una de las tradiciones más grandes que tiene Honduras. Las famosas Chanchitas horneadas, su fama es evidente y son deliciosas. Hablamos con Doña Doris E. Alvarado. Está a cargo del negocio familiar después de la pérdida irreparable de Doña Olimpia, quien fue la fundadora de los lechones horneados.

Sazón Sula Palitos

¿Cuándo, en qué año y quien inicia con la tradición de las chanchitas?
Inician en 1947. Doña Olimpia Alvarado tenía solo 18 años cuando decidió crear este platillo muy original y distintivo. Fue en unas ferias de agosto cuando decidieron junto con Doña Josefa la suegra de mi abuela hacer este experimento. Antes horneaban pan.

¿Quién construyó los hornos artesanales?
Doña Josefa y Doña Olimpia, eran hornos artesanales.

¿Qué legado dejó Doña Olimpia para Honduras?
Imagínese que este negocio es desde 1947, permitió que 10 hijos de mi abuela salieran adelante, porque mi abuelo murió muy joven y le quedó toda la carga a mi abuela Olimpia. Trabajo honesto y honrado si me tocara mencionar su legado.

¿Cuánto tiempo lleva preparar una chanchita?
Unas seis horas más o menos. El proceso de horneado se inicia a las 6 de la mañana y dura más o menos 4 horas, más el tiempo que se preparó la chanchita.

¿Se puede saber la receta?
No es ningún secreto. Todo está en los hornos que tienen más de 70 años de antigüedad. Aunque si hay condimentos que solo nosotros conocemos.

¿Quién inventó la receta?
Doña Olimpia Alvarado.

¿Cuantas chanchitas venden cada año?
Aproximadamente unas 800 al año. Y los clientes son de Honduras, Guatemala, El Salvador y México.

¿Considera las chanchitas parte del folclore catracho?
Sin duda alguna es una tradición en el país. Las chanchitas se compran a diferentes proveedores, ellos prefieren los “chanchitos indios” porque tienen menos grasa que los criados en una granja. Doña Doris cuenta que mantener la tradición es un compromiso familiar y que ella se ha tomado muy en serio. Se ha creado un restaurante para que los visitantes puedan probar esta delicia y se ubica en el Barrio Santa Teresa a dos cuadras del Mercado Santa Teresa y si desean comunicarse para probar esta verdadera tradición pueden hacerlo a los Teléfonos: 2662-4886 y 9519-5474.